Logotipo BKOLOR México

Información de Aplicaciones

Publicado por:   BKolor México

Fecha de publicación:   08/05/2017

Las Pinturas o más correctamente los Recubrimientos Superficiales, revisten una extraordinaria importancia en nuestra vida diaria,  prácticamente casi todos los objetos de la vida cotidiana, edificios, estructuras, etc. se encuentran pintados o con un recubrimiento superficial de naturaleza generalmente orgánica. Los recubrimientos se aplican por una o más de las siguientes razones:

El color es una  percepción visual que depende de multitud de factores, del observador, de la superficie observada (tamaño y forma), de la iluminación así como de la distancia a la que se observa (en el caso de una fachada), otros colores próximos etc. El ojo humano puede discriminar cientos de miles de colores, sin embargo es difícil la descripción del color se puede realizar utilizando alguno de los sistemas de atlas de colores o de representación de color (Munsell, NCS, Ostwald, CIE, etc.). Un color puede ser descrito por tres características principales:

Tono:
Es la variación cualitativa del color y mediante el cual lo definimos como rojo, azul, verde, etc. y corresponde al color de la longitud de onda predominante (máxima).

Saturación:
Corresponde a la mayor o menor fuerza y pureza del color, esto es cuando corresponde a la longitud de onda dominante sin mezcla de blanco o de negro, el color más puro físicamente posible correspondería a una luz monocromática. La saturación varía en forma inversa con el blanco añadido al tono, así los tonos sin blanco se denominan vivos o fuertes, mientras que si la cantidad de blanco añadida es alta tendremos los tonos pálidos.

Luminosidad:
Todo color, este o no saturado tiene la capacidad de reflejar la luz  blanca que incide en él, a esta capacidad es la que denominamos luminosidad de un tono la luminosidad es máxima en el blanco y disminuye a medida que se va añadiendo negra en el que la Luminosidad es cero. Cuando se añade tanto blanco como negro a un color, es decir gris, el color se va haciendo sucio o turbio y pierde saturación y luminosidad.

Como elemento de protección,
las pinturas actúan principalmente por efecto barrera, es decir separando el elemento a proteger del agente agresor, esto requiere la aplicación de un espesor mínimo que garantice la protección durante el tiempo adecuado, así como el evitar en lo posible, los defectos sin pintura o con espesores menores del adecuado. También en algún caso pueden contener sustancias que contribuyan a proteger el sustrato. La durabilidad de una pintura va a depender del espesor aplicado y de la naturaleza química de la misma (para unas condiciones ambientales dadas), por tanto sobrepasado.